Masaje Gestacional

Mujer embarazada sorprendida

Una de las mejores opciones para poder paliar esta dolencia es el quiromasaje, una práctica terapéutica que mediante la acción de las manos del quiromasajista consigue aliviar los dolores de diferentes partes del cuerpo. Sin administrar fármacos, solamente mediante el reajuste del funcionamiento del organismo el quiromasaje es capaz de aliviar los dolores más frecuentes que las embarazadas experimentan. Pero, ¿ cuáles son las principales ventajas del quiromasaje en las embarazadas?

Los masajes ejercen un efecto relajante

Gracias a ellos es posible aliviar la tensión acumulada durante el embarazo, permitiendo disfrutar de un momento de tranquilidad, de confort y paz.

Permiten estimular el riego sanguíneo

Uno de los beneficios en el embarazo de este tipo de masajes es que hace posible estimular el riego sanguíneo. Debido al inherente aumento de peso durante este periodo, la circulación sanguínea puede resentirse. Las manos del quiromasajista pueden ayudar en este sentido, restableciendo el correcto funcionamiento del organismo.

Ayuda a combatir el estreñimiento

Uno de los inconvenientes más comunes durante la gestación es el estreñimiento. Los masajes pueden ser una ayuda importante para estimular el tránsito intestinal y así aliviar los síntomas de este problema.

Los masajes favorecen el aporte de oxígeno al feto

Los movimientos que las manos del quiromasajista ejercen en el cuerpo de la mujer consiguen estimular el torrente de oxígeno, beneficiando el desarrollo del feto.

Ayuda a reducir el estrés

El efecto relajante del masaje hace posible descansar mejor, dormir de forma más profunda para que el cuerpo pueda regenerarse adecuadamente.

Mejora la elasticidad de la piel

Un problema que afecta a todas las mujeres embarazadas son las estrías. El uso de tratamientos y técnicas que ayuden a ganar elasticidad en la piel es el mejor camino para poder evitar su aparición. El masaje puede conseguir que la piel adquiera una mayor elasticidad, reduciendo la aparición de estrías.

Mejora la postura

Un quiromasajista experimentado puede ayudar a mejorar la postura. Constituye un tratamiento muy adecuado para las personas que han adquirido malos hábitos en este sentido. Durante el embarazo, el aumento de peso producido ocasiona una curvatura en la espalda que puede traducirse en posturas poco apropiadas. Recibir de forma regular un masaje puede ayudar a ganar salud postural.

Alivia los calambres

Otro de los efectos más comunes son los calambres en las piernas. El masaje puede ayudar a aliviar este síntoma de una forma eficaz. Además, la retención de líquidos que suele ocasionarse también se mejora, siendo otro de los beneficios en el embarazo del quiromasaje.